SYMELEC RENOVABLESAhorro Energético y Económico

Térmica


La energía solar térmica consiste en la captación de la radiación del sol y su posterior transformación en calor para su aprovechamiento en diversas aplicaciones, dicha transformación se realiza por medio de unos dispositivos específicamente diseñados para dicho fin y denominados colectores solares. Estos dispositivos son capaces de captar la energía que aporta la radiación solar y utilizarla para calentar un fluido caloportador a una cierta temperatura, distinguiéndose en función de esta tres tipos de colectores solares:

  • Alta temperatura
  • Media temperatura
  • Baja temperatura
  • La energía solar térmica constituye una fuente energética gratuita e inagotable, ya que su utilización conlleva el aprovechamiento de uno de los principales recursos endógenos del país. Estos sistemas solares térmicos poseen unos requerimientos de operación y mantenimiento mínimos, así como una elevada vida útil de las instalaciones.

    Cabe destacar que las instalaciones solares térmicas, no producen afecciones sobre el medio físico, ni sobre la calidad del aire exterior, ni sobre los suelos. Además de esto, no provocan ruidos ni afecciones sobre la hidrología existente. Estas instalaciones destacan por su carácter autónomo y descentralizado, contribuyendo de esta forma a reducir la dependencia energética y condiguiendo un desarrollo más sostenible.

    Las aplicaciones más comunes de las instalaciones de energía solar térmica son:
  • Agua caliente sanitaria
  • Apoyo a los sistemas energéticos convencionales
  • Calentamiento de piscinas interiores y exteriores
  • Instalaciones de calefacción de suelo radiante